Cultura Scicli 25/01/2015 15:09 Notizia letta: 43 volte

Scicli. La vendita della città. Un enigma svelato

Un giallo
http://www.ragusanews.com//immagini_articoli/25-01-2015/scicli-la-vendita-della-citta-un-enigma-svelato-500.jpg

Madrid - Nel Volume II delle “Notizie storiche della Città di Scicli” di Antonino Carioti, edizione a cura di Michele Cataudella, nel libro III al capitolo IV, a proposito “Della Chiesa ed insigne Collegiata di San Bartolomeo Apostolo e sua Confraternita” si legge:
“Tosto che divenne insigne collegiata, la detta chiesa (Chiesa di San Bartolomeo, ndr) si attaccò con più d’uno ostinato litigio colla Matrice (Chiesa di San Matteo Apostolo, ndr), che governavala allora il beneficiato Don Vittorio Micheli, e fu la nuova collegiata chiamata ad un altro dall’illustrissimo principe Don Nicolò Schittini, che molto entrambi la debilitarono. Intanto che colla Matrice contrastandola più anni, e coll’altra di Santa Maria la Nova si terminarono le competenze con quella transazione di accordo inter collegiatas et parrochos stipulata negli atti di notar Giuseppe Ugo 24 novembre 14 indizione 1660, mentre dall’altra lite ancora pende la decisione, quantunque dopo di aversi ritirate le tratte Carlo Secondo, re delle Spagne, che aveva vendute il re Filippo, e per la prammatica bassa quel santo re, de’ capitali soddisfatti i frutti a 5 per 100, alla fine ne depositò la sorte principale sovra cui per quella parte che appartiene alla colleggiata, ella vi ha diritto.”(pag. 382/383)
Un’informazione più ermetica e misteriosa di così il nostro caro, ineffabile Arciprete Carioti non avrebbe potuto scriverla.
Nutro, a ragione, il sospetto che neppure a lui tutta la vicenda fosse chiara.
Ma le carte a distanza di secoli purtroppo parlano e fanno luce su uomini, vicende e cose per i quali la Storia aveva già previsto una specie di rimozione forzata, un oblio necessario per tranquillizzare forse una coscienza inquieta, quella della Corona spagnola, appunto.
Oggetto del giallo politico-amministrativo sono la città di Scicli e la Terra di Vittoria. Soggetto il Duca Niccolò Schittini.

Nel libro n.13 dei Privilegi (Privilegiorum Siciliae) alla nota 33 leggiamo:
“por otro de 9 de Agosto del mismo año (1650) se confirmo a Nicolas Esquittini la venta de la Ciudad de Vizzini por precio de 350 ducados y al mismo tiempo se le bendio aqui el jus luendi que se havia reservado S.M. por cantidad de 500 Reales de plata para todo lo qual precedio Consulta.”
E al n. XIJ già veniva detto:
“El duque en persona de Don Nicolas Schitini treinta onzas que son setecientos y veinte Reales, folio 201.”
Sono, le precedenti, due registrazioni di pagamenti, effettuati dallo speculatore finanziario genovese Nicolò Schittini. La prima riguarda la vendita delle rendite della città di Vizzini per 350 ducati con relativo jus luendi (che si era, in effetti, riservato il re) per ulteriori 500 Reali d’argento. La seconda concerne la vendita del titolo di duca.
Tutto questo cosa c’entra con la vendita di Scicli?
Il 26 maggio del 1696, tre anni dopo il terribile terremoto dell’11 gennaio del 1693 che distrusse la Sicilia orientale, il Duca di Uzeda, per nove lunghi anni Vicerè dell’isola, passa il testimone al Duca di Veraguas Pedro de Colòn. Lo fa spedendo al re di Spagna Carlo II una lunga relazione di fine mandato nella quale sintetizza in quattro punti per il Sovrano il suo impegno politico e amministrativo, soffermandosi particolarmente verso la fine del documento sul terremoto, sui suoi effetti, sulle problematiche da esso innescate, sulle misure adottate, sugli esiti conseguiti.
Non mi dilungherò ad illustrare tale documento la cui trascrizione allego per quanti, interessati, vorranno approfondire questa pagina di storia (Doc. n. 1).
In verità, in altri precedenti miei saggi, ho fatto riferimento ad esso.
Qui, invece, è importante l’allegato a tale documento che il Vicerè Uzeda manda al Sovrano e cioè una “Relazione dell’introito et esito del Patrimonio Reale di questo Regno di Sicilia, e della sua origine, et applicatione secondo il stato dell’anno presente 1694”.

Nella “Relazione”, compilata, dunque, nel 1694, al n.23 così il Maestro razionale del regno scrive:

“Certifico come nel Corrente Governo dell’Ecc.mo Sig. Duca di Uzeda Vicerè e Capitan Generale in questo Regno di Sicilia furono di suo ordine comperati et acquistati alla Reale Azienda li seguenti effetti dei quali la Regia Corte ne sta percependo li frutti come anche haversi esatto da debitori invecchiati le infrascritte somme ed haversi excluso ad altri suoi pretesi Creditori restandone il Regio Fisco dall’intutto liberato e delle cause che restano pendenti nel Tribunale del Real Patrimonio al quale con replicati ordini di S.E. si ha la speditione per farsi acquisto d’altri effetti a beneficio d’essa Regia Corte.

Effetti annuali

1- Per l’extrattioni di vittovagli della Città di Scichili e Terra di Vittoria che furono nell’anno 1640 per la Regia Corte vendute con patto de retrovendendo al Duca di Vizzini per onze millecentotrentatre e tarì otto di Capitale e per haversi nell’anno 1689 depositato con onze 218.10 di più per la rata del denaro sborzato e giuste spese per reluittione di suddette extrattioni ancorche penda nel Tribunale del Real Patrimonio e Giunta di Tande la causa che verte fra il Regio Fisco con detto Duca si ha per hora acquistato alla Reale Azienda la metà della gabella di suddette extrattioni che viene ad importare à beneficio di detta Regia Corte onze 540 l’anno che sono scudi milletrecentocinquanta (cambio: 1 onza=2,5 scudi siciliani, ndr).
Similmente contro il detto Duca di Vizzini si stanno da Razionali del Real Patrimonio formando i calcoli per un cambio di scudi 20.000 che nell’anno 1640 fece con la Regia Corte per sodisfatione del quale con suoi Interessi di 10 per 100 se li fece assignatione della tratta di vittovagli della Città di Cefalù e Lentini che si giudica haversi il detto cambio da più tempo estinto e viene a restare a beneficio della Regia Corte la gabella dell’extrattioni che saria da onze 300 l’anno oltre delle somme che il detto Duca restava da restituire per il sopra più del suo credito di poco saranno spediti i calcoli che sono scudi 750.”

La relazione continua, poi, descrivendo altre poste finanziarie.
A noi interessava la vendita di Scicli e della Terra di Vittoria (spesso accorpata per tutto il Seicento a questa città della Contea di Modica).
L’operazione posta in essere da Uzeda sarà finalmente conclusa dal Cardinale Judice, nuovo vicerè di Sicilia.
Il Segretario di FilippoV, nuovo re di Spagna della Casa non più d’Austria ma di Bourbòn, con una sua del 26 marzo del 1704 dà, infatti, conto al Vicerè “sobre la satisfaccion de los derechos de la transaccion de los Herederos del Duque Schitini” (Doc. n. 2).
In buona sostanza Filippo V aveva approvato una transazione con gli Eredi Schittini (Carlo Schittini, ndr) il 27 febbraio di quello stesso anno (1704, ndr), transazione che si era conclusa con un versamento da parte di questi ultimi di 564 Reali d’argento in moneta castigliana (comprensivi dei diritti di bollo, spedizione, diritti di Segreteria e interessi di cambio) al Razionale Balthasar de San Phelipe.
Per tale complicata operazione finanziaria Don Pedro Lopez Pardo, probabile intermediario tra gli eredi Schittini e la Corona spagnola, fino al 7 gennaio 1708 non aveva ancora ricevuto alcun compenso. In un biglietto della Segreteria di Sicilia si chiede, infatti, a Madrid se tale somma doveva essere liquidata d’ufficio (com’era prassi per questo tipo di operazioni) o se qualcuno avrebbe dovuto autorizzare il pagamento.
La Città di Scicli e la Terra di Vittoria hanno dovuto aspettare quasi cent’anni, dunque, per essere liberate da un’ipoteca che molto aveva a che fare con le disastrate finanze dello Stato spagnolo.
Non furono molte le pendenze elencate dal Razionale del Regno di Sicilia nella sua “Relazione” del 1694.
Quella di Scicli fu forse la più importante, la principale. Per questa ragione la Regia Corte fece di tutto, in seguito, per eliminarla.
Se da una parte la Collegiata di San Bartolomeo di Scicli e il Duca di Vizzini molto debilitarono la Matrice di San Matteo dichiarandole guerra a causa dei censi; dall’altra tutta l’operazione successiva cui, tuttavia, si riferisce il Carioti rappresentava, a tutt’oggi, un capitolo curioso della storia della città sconosciuto con molta probabilità al Carioti stesso.
Oggi, però, il mistero non è più tale perchè l’enigma, per fortuna, è stato ampiamente documentato e sciolto.

CREDITI

Notizie storiche della Città di Scicli, Antonino Carioti, ed. a cura di Michele Cataudella, Vol. II, Ed. Comune di Scicli

Archivio Storico Nazionale Madrid (AHNM), Estado, 2215; Estado, 2233; Estado, 2234

Doc. n. 1

AHNM, Estado 2215

+

Palermo A Su Magestad 21 de Mayo de 1696

El Duque de Uzeda
da quenta de haver entregado aquellos Cargos al Duque de Veragua, el estado en que estava quando entrò en ellos, y no ver l’inferior en el que los deja, por lo que ha obrado en los nueve años que han estado devajo de su poseir haviendo augmentado en summas considerables la Real hazienda puesto la Justicia en el mejor respecto, lo Militar en plena satisfaccion, y el Govierno en acierto, que son los quatro puntos en que funda el Asumpto acompañando un volumen grande de certificaçiones para la Justificaçion.

Recibida en 3 de Jullio
Consejo al 4 de Jullio 1696
Remitanse à los Regentes Don Antonio Jurado y Don Pedro Suip/o para que lo vean.

ya lo han visto

otro dìa

% a la vuelta Consejo al 30 de Henero de 1697

Guardese en la secretaria para quando el Consejo lo pida.

+

SEÑOR

Haviendo entregado estos Cargos al Duque de Veraguas, es de mi obligacion dar quenta à V.M. de todo lo que è obrado en ellos en los nueve Años que han estado devajo de mi mano; por que de esto se inferiva el estado en que quedan no inferior àl en que los halle, no obstante los grandes accidentes que han ocurrido con los sumos gastos de la Guerra, y lamentables ruinas de los terremotos que en todas nocivas fomas pusieron à este Reino en los mas infelizes constitutos;
Dividire el cuerpo de este asumpto en los principales Miembros de la Hazienda, la Justicia, lo Militar, y Govierno, para que con maior distincion y menos confuso quede la Real noticia de V.M. corvalmente enterada;
Por lo que toca al primero no solamente la è empeñado o vendido algunas porciones como podia naturalmente esperarse de faltar cada Año para los pesos precisos sumas tan considerables, y pasar à las nuevas precisiones de las urgencias de la guerra, como a mayores indigencias por las ruinas de los Terremotos, y a mas crecidos gastos para la reedificazion de las Plazas que se hecharon en tierra; sino es que è desempeñado mucha parte, recuperado otras y pagado creditos que halle contrahidos con crecidos intereses sin que entre las urgencias tan grandes de lo ynterno y externo del reyno aya dejado de satisfacer a todos con la misma punctualidad que si no las hubiera, pues à Soldados, Galeras, Ministros, y todos quantos Anual o diariamente son estipendiados no se les ha retardado una hora la perception de sus sueldos y salarios, refiriendo con maior individuazion la nota adjunta todo lo que llevo dicho justificada en las relaciones que la acompañan, montando lo que se ha gastado àhorrado y conseguido extrahordinariamente, dos Milliones sesenta y ocho mil ciento y ochenta y ocho escudos y augmentado de renta àl Año, sesenta y cinco mil docientos y setenta y siete escudos, lo qual solo he podido conseguir a la continua tarea de mis inçesantes desvelos, aplicaccion y economia;
En lo que pertenece al segundo de la Justicia, quando entre este Reino le halle oprimido de vandidos y omicidiarios, con una suma livertad en todo genero de Armas, y a esta Ciudad tan invadida de ladrones y asesinos matando y cortando caras, que ni la hazienda, ni las vidas estavan seguras aun en la custodia de las proprias cosas, como entonces represente à V.M. y haviendome aplicado con los vandos, las providenzas, el cuidado en los tribunales, y la severa punicion en los delinquentes, se ha extinguido de modo que las campañas exponen à los viandantes la misma seguridad que antes compravan al precio de numerosas comitivas, y en esta Capital se vive con tal quietud que se quenta por cosa extraña quando subcede algun delito mas originado de la casualidad ò motivos de ònrra que de prevencion ò mandato, siendo en la misma proporcion los rovos y en todas las partes absolutamente extinguidas las Armas que se han dado, por de contra Pragmaticas, e inventadas despues de ellas;
No aflijia menos la gran muchedumbre de Monedarios a que haviendo atendido con la misma severidad y rigor es rarisimo el que ha havido, pero nada llego à los venenos inauditos que se propinavan donde hasta el forzoso usso de los sentidos era vehiculo a su introducion, y siendo en todas gerarchias de Gente, no solamente se hacia forzosa la extincion pero se dificultava la prueva por lo sagrado de algunos motivos como por ignorar el origen donde se emanava esta Contagiosa peste, quiso Dios abrirme el Camino con haver descubierto el fabricador que preso no sin gran dificultad y convicto con el maior travajo por el poder que le protegia y la contemplazion de algunos Ministros que le sentenciavan pago con una muerte las innumerables que havia causado segun su asercion pocas horas antes de ser llevado al patibulo. Restavan por los papeles que se le cojieron muchos reos en las compra de sus venenos y de saverne que personas que les tocava ò con quien havian tenido enemistad no murieron naturalmente: y por que de proceder contra ellos se originava sacar a la publicidad los motivos de la deshonrra de algunas, y que trahia tal concadenazion que arrastrava casi toda la Nobleza del reino, o por aquella causa, o de la venganza, me parecio se devian entregar al fuego estos instrumentos, para no incurrir en el peligro de que con lo publico de la Comunidad quedasen infamadas muchas conspicuas familias y todas con reciprocos sugestivos de sangrientas enemistades que podrian atraher al Reyno aquella commocion y desordenes que se pueden considerar, teniendo por vastante entre estas primeras reflexiones la Justicia ejecutada en persona del infernal Artifice Don Joseph de Leo y de dar à las mismas llamas el libro que tenia en que havia la recepta para cien venenos y como esto no se pudo practicar sin la yntervencion de algunos, vasto a que lo supiesen todos que les causo una imponderable satisfacion confesando generalmente me devian las honrras, las vidas, y las haziendas; a que devo añadir quedo tan extinguido el usso y facilidad de estos venenos que despues aca no se han visto practicar mas; pues no fue menor mi cuidado en recojer y mandar derramar devajo de algunos estados de tierra los que consto por sus papeles havia vendido à algunas personas.
Nada puede mas los efectos de todas las dichas providencias como haver faltado delinquentes para proveer las Galeras de forzados pues no obstante los esfuerzos que cada Año han hecho los tribunales Reales y Cortes Baronales nunca se ha podido subministrar el numero que han necesitado, haviendome sido preciso suplirlo con buenas voyas compras de esclavos y leva de marineros de remo contandose siempre en las Carceles de la vicaria sola una parte de presos de quatro ò cinco mas que siempre havia, lo que demuestra la falta de delictos, pues los mas, que ha havido y ày en ella ès por causas civiles y quando en otros tiempos era rara la semana o el mes que no se ahorcara, à, que no se ejecuta este ò otro capital suplicio dos años y dos meses, siendo digno de reflexion que mientras duro la ausencia que hize de Palermo a la ereccion de la Escala Franca, estuvo este peligroso pueblo con la misma moderazion, y quietud que si existiese aqui el respecto de mi Persona, siendo en todo el tiempo de mi Govierno el de la Nobleza en tal modo, que no se ha visto en alguno de sus individuos aquellos Actos de imperio y de violencia con que solia en muchas formas dannificar la humildad del comun, e castigado las trasgresiones, y omisiones de los Ministros de Justicia, dado reglas y corregido abusos que faltavan y se practicaban en los tribunales, con cuia prevencion è llegado à poner la Justicia en las mas eminente estimazion y por donde è podido conseguir tan consequentes efectos al servicio de Dios de V.M. y vien de estos vasallos;
Por lo que mira al tercero. Luego que entre en este Govierno reconoci los incombenientes que havia de no tener puntualmente asistidos a los soldaddos, asi por lo que perdian con buscar quien con intereses los socorriese, como por los excesos à que les precisava la necesidad en grave daño e inquietud de estos naturales con que di reglamento (no obstante las yngentes sumas que faltavan como llevo dicho) para que el dia veinte de cada mes indefectiblemente se pagasen. Lo qual he mantenido asta el dia de oy satisfaziendo con esta regular puntualidad no solamente à los soldados, sino con las limosnas de viudas de ellos, de Plazas muertas, con la secretaria de estado y guerra de este Govierno, los oficios de Veedor General y Governador, los Castillos, Compañias de armas y Secretarias del Despacho universal y Estado; Halle que à unos se pagava por diario, y à otros por entero ò por mitad ò dos tercios. Con que me parecio de comun satisfazion y de considerable ahorro él y guardarlos, montando el veneficio à la Real Hazienda mas de veinte y cinco mil escudos al Año, que desde entonces à ahora suman ciento y noventa y cinco mil ochocientos y ochenta y quatro escudos, é levantado en diferentes tiempos quince compañias de Infanteria que han costado onze mil y sietezientos escudos con ayuda de costa de mil escudos y las quatro con la de trezientos siendo asi que antes se dava à mil y dozientos para cada una;
Constando la seguridad de los Reinos en la mejor formalidad de las Plazas no ometi el adelantar sus fortificaciones en quanto pudo entenderse la facultad de las escasez en que siempre me he hallado; y haviendo sobrevenido despues las totales ruinas que las causaron los terremotos la è puesto no solamente en su primitiva defenssa sino es algunas con mas ventajas, faltando solo acavar de reparar en Zaragoza uno de sus valuartes, y poco residuos en Agusta y castillo de la Brucula, para que dejo efectos asignados, haviendo suplido a las municiones artilleria y armas que quedaron consumidas entre sus ruinas montando lo referido dozientos y setenta y seis mil quatrocientos y sesenta y nueve escudos;
Teniendo noticia que algunos entretenidos y aventajados de las Galeras no se embarcavan manteniendo sus Plazas para la utilidad y el fuero, y no para el servicio, mande se les apuntasen, haviendo asçendido este ahorro desde entonces asta oy a seis mil ochocientos y noventa y siete escudos; dichas Galeras se han mantenido pagadas, municionadas y vastecidas, como es notorio conserbando todas las campañas el numero de seis, quando consta que en tiempos en que la Real Hazienda tenia mas cardales no se podian sacar si no es quatro, y para cuio efecto se han fabricado ocho, y respecto al gran desperdicio que havia en el consumo del iarciamen por no haverse nunca practicado aqui ni saverse manipular el alquitranarle è hecho una estufa imediata à las Galeras, quedando con todos sus adherentes y en capacidad de poderse ejecutar el Año que viene: pues en este no ha sido posible por lo tarde que llego la esquadra, y siendo asi que solo ha cortado dos mil escudos ahorrara cada año el valor de la mitad de la iarcia por lo que el veneficio del alquetran impide à desacerse, y siendo los Moros la mas ventajosa chusma y de maior servicio, è comprado docientos y dos sin haver faltado à reparar el Faracenal por la gran ruina que amenazava causada de los terremotos en que se han consumido considerables sumas y dejadole en mas segura y comoda forma para hacer otras oficinas necesarias al servicio de dichas Galeras, y de todo quanto constan estos puntos yncluio aqui certificaciones de los Ministros a quien toca;
Sobre el ultimo y quarto, tube el Parlamento en que consegui (no obstante la general necesidad del reyno) el donativo de dozientos mil escudos con las particulares circunstancias de libre à disposizion de V.M. que nunca se havia conseguido y de haver sido tan efectivo que todo se cobro enteramente quando no ha subcedido asi con los antecedentes;
Llegaron los lamentables e infelizes dias de 9 y 11 de Henero del Año de 1693 en que Dios por sus altos Juicios flaxelo a este Reyno con tan repetidos terremotos que las ciudades y lugares de la tercera y mejor parte de èl quedaron iguales con sus fundamentos y los moradores sepultados entre sus ruinas siendo el numero que se pudo contar de mas de sesenta mil, y las otras dos partes que no sintieron tan imediatas las concusiones de la tierra sumamente quebrantadas las fabricas que causaron a sus dueños notables gastos y expensiones; Halleme con los imponderables ahogos y cuidados de dar providencia à la reedificacion de los molinos para que no pereciesen de ambre los que selebraron de esotro peligro; a dar sepoltura a los inumerables cuerpos hmanos y de animales de todas espezies que con su corrupcion y en pais tan calido amenazava una peste, a poner en defensa y municionar tan principales Plazas en tiempo de una guerra y en las vecindades del Africa, à evitar los rovos, insultos, y deordenes que semejantes accidentes motivan, siendo la consternazion y avandono de todos en modo que los muchos que no conocìan la yra de Dios tenian seguridad à saciar su codicia con las rapinas que ejecutavan à prevenir todo lo que podia ocurrir en esta populosa Ciudad tan gran confusion, y con la inminente ruina de todos sus fracasados edificios, à poner Ministros en todas partes para el regimen de los Pueblos que estavan sin ellos, y a tratar de la construzion de nuevas avitaziones para ellos, todo se ejecuto tan oportunamente que mantenidos con los vastimentos con que de todas partes acudi, dieron lugar a quedar corrientes las moliendas; quemose con toda la necesaria precaucion tanto infecto cuerpo, y se purifico el ayre con apropiados perfumes resultando de esto el gozar todos tan carial salud que no parecia estavan en la penalidad y rigor de las cavañas en que avitavan, sino es en la comodidad de sus proprias casas; quedan las Plazas en el estado que llevo referido, y las ciudades y universidades mui adelantadas sin haverse conseguido su conclusion porque como los terremotos se continuaron, han temido sus Avitadores el hazer un corte con el peligro de inmediata ruina; los que cometieron urtos y otros excesos los satisfacieron en las horcas y las Galeras, haviendo recuperado muchisimo de lo rovado que se entrego a sus Dueños; A esta Ciudad (Palermo, ndr) se mantuvo en quietud y sin el menor desorden, reparandose inmediatamente todos los edificios e iglesias, haviendo subministrado lo necesario para este Palacio, las carceles de la Vicaria y tarazanal como posesiones de V.M.; Los ministros de Justicia y Govierno se pusieron con tal acierto que de los referidos efectos se conoce y, ultimamente, no puede dejar de parecer sobre natural que en un estrago tan grande y en que han faltado tantas familias, tantos cardales y tantos animales que servan al victo humano y a la lavor de los campos, no se ha havido ambre, la abundancia ha sido la misma que en los años antecedentes, el comercio sin interrupcion, y solo se han conocido los deplorades acaescimientos de tanta destruccion, ò en la vista de su fragmentos ò, en la relazion quando no se esta sobre ellos,
todos los que internamente saven el compuesto de Palermo conocen que el mantenerle es conservar a todo el Reino y que perdido aquel lo queda este, y siendo uno de los mas principales peligros la quiebra de la tabla (que es el deposito publico de todas las sumas tanto de la R, C, como de la misma Ciudad, de todas las universidades y de cada particular)la halle en el estado de haver falido algunas vezes y en procinto de maior quiebra por la mala administracion de los oficiales, como por las porciones en credito que de ella sacava el senado de que se devian ingentes sumas extrahidas en tiempo de los Antecedentes Pretores; por lo que havra faltado la Fee publica, y nadie ponia en ella su dinero en grave detrimento del universal, a que acudi mandando que no se pudiesen hacer semejantes éxpensiones, y que todos los depositos fuesen efectivos, con que con esta providencia y otras adequadas al intento, se logro el solevarla y acreditarla, en modo que todos ponen en ella sus caudales sin la menor dubda de la existencia, haviendo òy en el thesoro y las cajas mas de docientos mil escudos, experimentandose que cada año se va augmentando mas asi la cantidad como la seguridad de la fee publica;
No menos abusos é correjido en los cargadores de la ciudad, y en que el senado practicava valerse de sus crecimonias para otros husos que los de su precisa asignacion cuio reglamiento ha utilizado casi seis mil escudos;
El establecimiento de la columna formentaria que por ordenes de V.M. se devia poner, tenia los mismos vicios a que haviendo ocurrido, se vée que los Partitarios obligados a la Consigna de trigos quedan pagados hasta el mes pasado de Abril teniendo en peculio efectivo sesenta y dos mill setezientas y noventa y cinco onzas y brevemente se podra reducir à las cien mil que V.M. ha mandado por el veneficio de la compra de granos que hize hacer al precio de dos onzas la salma quando antes el menor era a dos onzas y tres tarines;
En la buena Administrazion de las rentas y Patrimonio de la ciudad, Govierno de la Diputazion, de nuevas gavelas, contravandos, y fraudes é atendido con tales conatos que faltando antes para sus pesos precisos, son vastantes los que quedan para ellos, pero usando del mismo methodo, abanzara para desempeño de la misma ciudad en sus envejecidos devitos;
Por la codicia de los Governadores de los Hospitales y por el descuido del senado, se hallavan en terminos de cerrarse y haviendo tomado tan por mi quenta estas piadosas y necesarias obras, como pedia su christiana importancia, las é mantenido asintadas en la forma que ha necesitado el gran gasto que tienen en los enfermos, niños, expositos, abadia de muchachas y casa de locos y leprosos;
Ultimamente V.M. se conformo con mi proposizion de establecer en Mecina la escala Franca, cuia gran obra requiriendo muchos años para perfecionarla lo ejecute en pocos meses conciliando las grandes dificultades y oposiziones de que se componia una maquina de tan diversas y dificiles partes, fabricando al mismo tiempo con ventajosos precios, lazareto en la conformidad y proporzion que requeria, no siendo al intento el antiguo; y sacado los cimientos para otro maior que sera necesario quando tenga esta importancia el incremento que espero, se an hecho almacenes y oficinas, cassa de Puerto Franco y aduana y quartel para los Infieles, en modo que todo queda concluido y sin tener que hacer mas que cultivar el comercio y esperar que la Paz de seguro à los mercaderes para el transporte de sus generos, siendo esta de las maiores consequencias y utilidades que V.M. à podido dar a sus vasallos, a tiempo que augmentara sus Reales rentas, y los estrangeros tendran aquella comodidad y ventajas que en ninguna otra parte podran lograr. Dios guarde la C.R.P. de V.M., como la Xtiandad ha menester.
Palermo, 21 de Mayo de 1696

Yo Duque de Uzeda Conde de Montalban

Doc, n. 2

AHNM, Estado 2233

El S/r Secretario Madrid 26 de Marzo 1704

Al Virrey Cardenal Judice

Sobre la satisfaccion de los Derechos de la transaccion de lo Heredero del Duque de Schitini

registrada en officio 28 folio 184

+

Ecc.mo Señor

Haviendo remitido à V. Em,zia con carta de 27 de Febrero p.p. el despacho de S.M. aprovando la transaccion hecha por la Regia Corte con los herederos del Duque Schitini de los efectos de la trata de Xicli y Vitoria y acordado el Consejo que los derechos que por este despacho deve la parte mandase V.Em.zia se asegurasen como se lo participe; Se servira V.Em.zia de ordenar que entregue 564 Reales de plata Castellana que montan los derechos de sello, expedicion, y secretaria con mas lo que ymportare el ynteres del cambio al racional Balthasar de San Phelipe que tiene esta yncumbencia para que los remita en la forma que acostumbra de los demas.
Guarde Dios a V.Em.zia muchos años como desseo.
Madrid 26 de Marzo 1704

Ecc.mo Señor Cardenal Judice

---------------------
BIGLIETTO:
+

En 7 de Henero de 1704

Executese el despacho de la aprovacion del Contrato que hizo Carlos Esquitines el Regente Jopulo en Palermo sobre la trata de Vitoria y Xicle.
Remitase copia al Consultor del Patrimonio del despacho que se à embiado al Virrey tocante al sueldo de D. Pedro Lopez Pardo para que solicite su cumplimiento.

(fechado con carta de 16)

- La secretaria pregunta si el despacho de Schitinis ha de ir de oficio, ò si (como es estilo) ha de acudir la parte a sacar la Confirmacion.

Tutti i diritti riservati da Ragusanews. Vietata la riproduzione.  

Un Uomo Libero.
http://www.ragusanews.com//immagini_banner/1505383848-3-peugeot.jpg